Techos prefabricados para casas: Cuál elegir

Los techos prefabricados permiten construir de forma rápida y segura viviendas prefabricadas. Hay distintos tipos de techos para casas prefabricadas con características muy diferentes. 

Para que puedas elegir el que más te convenga, desde The Concrete Home vamos a mostrarte los tipos de techo prefabricados más utilizados. Y a señalar sus características más relevantes. 

La importancia de elegir un buen techo para una casa prefabricada

El techo de una casa prefabricada es clave para lograr una estancia segura, bonita y eficiente. Contribuye a su buen aislamiento.

Es un factor muy relevante en la estética del edificio.

Cuando hablamos de techo para una casa prefabricada de una única planta, en realidad hablamos de la cubierta superior. Y esta pieza por un lado es el techo que puede verse en el interior y, por otro, el tejado. Aunque este puede tener una sobrecubierta con finalidades estéticas, de mayor seguridad o por otro motivo.

Como ves, la importancia del techo es grande, ya que influye en características muy relevantes para la vivienda. 

Tipos de techos para casas prefabricadas

Los techos prefabricados más utilizados, clasificados por su material, son:

  • Techos de losa de hormigón. Su punto fuerte es su material y las características que le confiere: alta resistencia y excelente aislamiento acústico. Por eso es un techo de casa prefabricada seguro y muy interesante para entornos ruidosos. Otro de sus puntos a favor es que es una placa ignífuga, lo que ayuda a mantener segura la casa. Esto es importante siempre, pero aún más en las zonas con un riesgo moderado o alto de incendios, como son los entornos rurales junto a áreas boscosas en zonas de calor. Además, su larga vida útil es una característica a tener muy en cuenta para su elección.
  • Techos de losa enyesada. Su vida útil es claramente más reducida que en el anterior, pero es popular porque posee características que lo hacen interesante pese a esta cuestión. Entre ellas, su excelente aislamiento térmico y sonoro, que ayuda a disfrutar de una vivienda más confortable y eficiente, y a ahorrar en climatización tanto en invierno como en verano. Es un material que absorbe el agua con facilidad, por eso no es común dejarlo a la intemperie. Esta losa suele quedar visible por dentro. Pero acostumbra a llevar un recubrimiento por fuera para aislarlo de la lluvia y la nieve. Por ejemplo, con un tejado metálico, placas de teja artificial o natural, o cristal. 
  • Falso techo de pladur. El techo en unas casas prefabricadas de hormigón cuando es de pladur suele llevar encima una placa de hormigón. Es adecuado para interiores y ofrece características interesantes gracias a que es un buen aislante térmico y acústico. Y a que es resistente a la humedad y al fuego. Este tipo de falso techo facilita la instalación de sistemas de iluminación con paneles LED empotrables.

Los techos prefabricados también se pueden clasificar por su forma, y no solamente su material. En este sentido los más habituales son: 

  • Techos planos, son los más empleados. Pueden ser lisos o con molduras, este último tipo menos empleado como techos en las casas prefabricadas modernas. En las construcciones modernas es habitual elegir techo plano para que se vea así tanto en el interior como en el exterior. 
  • Techos abovedados. Su elección suele ser puramente estética. Aunque en zonas muy calurosas se utilizan piezas de hormigón prefabricado en forma de cúpula o bóveda porque ayudan a realizar un mejor reparto de la temperatura del aire, logrando interiores con una temperatura ambiental más confortable. 
  • A dos, tres o a cuatro aguas. Su elección suele ser únicamente por preferencia estética. 

Consejos para elegir techos prefabricados

  • Ten en cuenta las características que el material de los techos prefabricados confiere a la vivienda. Por ejemplo, su aislamiento acústico. Eso te ayudará a no basarte únicamente en criterios estéticos, que también son importantes, pero que pueden hacerte perder de vista la funcionalidad de estas piezas. La elección que tiene en cuenta la estética y la funcionalidad suele ser la más acertada y la que más satisface a lo largo del tiempo.
  • Valora si quieres incluir una cubierta sobre el techo y qué tipo de techos prefabricados son los ideales para soportarla.
  • Ten en cuenta el factor monetario. Pero no solo su coste inicial. Para ver si es una elección rentable ten en cuenta su vida útil y cómo influirá en tu consumo energético a lo largo de todos sus años de uso. 

Valora la sostenibilidad de tu elección.

Los techos prefabricados de corta vida útil suelen generar mayor impacto medioambiental.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *