como-distribuir-el-salon

El diseño de interiores tiene en cuenta el espacio de los ambientes de un hogar y la funcionalidad de cada uno de los muebles presentes, para brindar confort y seguridad en todo momento. Sin embargo, las limitaciones como el espacio y el presupuesto con el que se cuenta son importantes a la hora de realizar el cambio que realmente se desea.

Las dimensiones que posee el salón que se desea decorar es una de las cuestiones más importantes a tener en cuenta, pues de eso dependerá exclusivamente la cantidad y las medidas que tendrán los muebles que se compran para amueblarlo.

Otra de las cuestiones sumamente importantes a tener presente es el estilo que se le dará al mismo. El estilo de diseño minimalista se caracteriza por tener los elementos esenciales en un ambiente, con colores sobrios y un espacio sumamente amplio.

En cambio, una decoración barroca se caracteriza por tener una gran variedad de elementos, utilizar colores fuertes y el ambiente ofrece la sensación de ser menos espacioso debido a la cantidad de mobiliario que presenta.

distribucion-de-salones

Un consejo práctico a la hora de la redistribución de los muebles es elegir un punto focal a partir del cual se redistribuyan los demás elementos. En la mayoría de los hogares el televisor es uno de los puntos de referencia en donde giran los demás muebles, pero eso dependerá de manera exclusiva de quien viva en el lugar.

Si no se cuenta con espacio suficiente, se deberá aprovechar las paredes, pues de este modo se aprovecha al máximo cada rincón del ambiente. Precisamente, los estantes y muebles multifunción es una excelente alternativa para ahorrar espacio y dinero a la vez, ya que no se necesita comprar diferentes tipos de mobiliarios, sino que con uno solo se cubren todas las necesidades.

La luz natural es un punto esencial en cualquier ambiente, tratando de amueblar sin tapar la entrada natural del sol. Asimismo, se debe considerar que tener un ventanal le otorgará mayor calidez y sensación de grandeza a cualquier ambiente. Si el espacio con el que se cuenta es realmente pequeño, lo mejor es colocar en una de las paredes un espejo, lo cual brindará sensación de amplitud de inmediato.

Los ventanales siempre deberán llevar cortinas claras, para dar sensación de luminosidad y mayor volumen. Justamente, el barral deberá tener una distancia de al menos siete centímetros o más para brindar una sensación de amplitud, incluso cuando la ventana no sea de dimensiones importantes.

En síntesis, un salón bien decorado otorga sensación de bienestar y confort a sus habitantes. Tomar las decisiones acertadas será la diferencia entre una casa acogedora y una totalmente incómoda. En caso de que no se cuente con las ideas claras acerca de cómo llevar a cabo un buen diseño de interiores, lo ideal es pedir ayuda profesional para poder disfrutar al máximo del hogar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *